domingo, 23 de abril de 2017

sábado, 22 de abril de 2017

Feria del Ocio en Ogíjares

Este sábado Ciempiés ha dinamizado una Feria del Ocio en el Parque San Sebastián de la población de Ogíjares.

El objetivo era disponer de una amplia batería de recursos ocio-educativos, a lo largo de todo el día, en los que pudieran participar niños y niñas de todas las edades compartiendo el tiempo de esparcimiento con sus padres.


Se realizaron talleres como manualidades, cerámica, corte y concepción, cuatomización de chapas, fotografía, marionetas de dedo, pintura, marca-páginas, pop-up de tarjetas animadas, encuadernación japonesa, huella-comic...

Y en el espacio de juegos encontrabas: juegos de raqueta, de ingenio, de puntería, de mesa...

Además se dinamizaron actuaciones de baile y música, así como un espectáculo de títeres.

Enhorabuena a todos los que dinamizaron esta feria ofreciendo trabajo y sonrisas. 

Nuevas rutas literarias.


Seguimos realizando rutas literarias por Granada con los alumnos del IES Soto de Rojas.

"Tras los pasos de Francisco Ayala" nos guía por aquellos entornos donde reconocemos la huella de este ilustre escritor granadino nacido en 1909, galardonado con el Principe de Asturias, el Cervantes, el Premio Nacional de la Letras...



Pasamos por el Alcázar del Genil, sede de la Fundación Francisco Ayala, donde agradecemos a Manuel su amena explicación. Paseamos por el centro de la ciudad viendo su casa natal, su colegio y el Instituto Padre Suárez donde hizo el Bachillerato.


"Garnata al Yahud" es otro de los recorridos, en este caso vislumbrando la figura de Juan de la Cruz en el corazón del Realejo. Fue un religioso y poéta místico del renacimiento nacido en el seno de una familia de judíos conversos. En 1582 viene a Granada tras ser nombrado Tercer Definidor y Prior de los Mártires de esa ciudad.

Este recorrido comienza en el Carmen de los Mrtires, pasa por la estatua del traductor judío Yehuda Ibn Tibon, por la Plaza de Fray Luis de Granada junto a la Iglesia de santo Domingo y por  la Casa Molino Angel Ganivet.

Certamen Literario San Juan de Ávila.


El pasado jueves se celebró el VII Certamen Literario San Juan de Ávila. El Patronato Escolar que da nombre al certamen en honor a su patrón, organiza desde hace siete años este concurso de cuentos. Este curso recayó la responsabilidad de organizarlo al colegio Luisa de Marillac ubicado en el corazón de la Zona Norte de Granada, centro que admiramos por la labor de barrio que realiza.

Con dos personajes colaboramos en la entrega de premios de este evento que, entre otros valores,  fomenta además el gusto por la lectura y la literatura en general.

jueves, 20 de abril de 2017

Convivencias Deportivas Armilla 2017

Como todos los años, coincidiendo con su semana cultural, las cuatro escuelas de Armilla desarrollan unas Convivencias Deportivas. El nombre especifica perfectamente su sentido, el objetivo pretendido: establecer un espacio donde niños y niñas de distintas edades comparten esfuerzos y sonrisas a través del deporte.

En esta ocasión, las estaciones dedicadas a los deportes alternativos se mezclan con otras donde los juegos tradicionales son el centro de interés.



En las Convivencias participan niños y niñas de 3º a 6º de los colegios Miguel de Cervantes, San Miguel, Tierno Galván y Nazaríes.


El deporte y el juego nos enseñan a conocernos mejor y a compartir con los demás.

Escape Room

Ciempiés continua dinamizando el programa del Ayuntamiento para jóvenes Enredate. Y siempre intentamos buscar la innovación y la originalidad, aunque esto suponga una alta carga de trabajo. Pero es fundamental abrir nuevos campos, nuevas propuestas.


En esta ocasión, Óscar, coordinador de este programa, diseño un Escape Room. Es una actividad ideal para pasar un rato diferente e inolvidable con tus amigos; se desarrolla en un local con una o varias salas, llenas de enigmas, y objetos extraños. Las distintas estancias están controladas en todo momento por el director del juego.


Una vez dentro empezará una emocionante aventura en la que los participantes se sienten protagonistas de una película. Al entrar se cerrarán las puertas a sus espaldas y tienen un tiempo determinado para descubrir y resolver los distintos misterios que esconde la sala. El objetivo es sencillo, lograr escapar antes de que se termine el tiempo.

miércoles, 19 de abril de 2017

La Acequia Real y el Barranco del Abogado.

Esta ruta primaveral que hoy abordamos tiene, en su comienzo y final cierta relación con Boabdil. Un paseo primaveral en el que historia y naturaleza nos salen al encuentro.

Partimos de Plaza Nueva. Recorremos el Paseo de los Tristes donde se entremezcla el bullicio de sus calles con el rechinar de botas enceradas de Semana Santa y el murmullo del río de los gatos.

Subimos al  Cerro de la Sabika por la cuesta del Rey Chico, la que todos conocemos como de los Chinos. A Boabdil le robamos hasta el nombre de su cuesta. El esfuerzo que debemos realizar se compensa sobradamente por su belleza; el agua y las piedras delimitan el contorno de la Alhambra.

Una vez arriba, nos dirigimos hacia la Silla del Moro y aprovechamos para contemplar esta construcción de vigilancia y protección para el Generalife y las huertas en un sector tan importante para la distribución del agua de la Acequia Real a toda la Alhambra.


Dejamos atrás el monumento y bajamos hasta encontrarnos con los caminos de la Acequia Real, hoy preñados de flores, que recorren la umbría del Cerro del Sol adentrándose hacia Valparaiso, el Valle del Darro.

La Acequia Real de la Alhambra, también llamada del Alcotán o del Sol, canalizaba el agua procedente del río Darro desde la Presa Real, situada en el paraje de Jesús del Valle. Tiene un trazado de unos seis kilómetros hasta llegar a las huertas del Palacio del Generalife y a la Alhambra. Es una canalización de agua, de época nazarí, que se construyó, dentro de un complejo sistema hidráulico, para abastecer a la Alhambra y el Generalife, en Granada. Junto con Los Albercones y los Pozos Altos, forma una de las estructuras hidráulicas más importantes de la España medieval.

Tomamos la senda del medio, la vereda baja de la Acequia Real también llamada "Acequia del Generalife" para caminar hacia el sol saliente. A media ladera contemplamos, de oeste a este, el Albaicín, el Sacromonte, la Abadía y las cumbres nevadas de la sierra.

Seguimos esta curva de nivel rodeada de flores tan bellas como efímeras. Destacan las flores de las jaras que parecen hechas de papel de seda. Vestidas de nuevo las cornicabras y las encinas en flor.



Llegamos hasta un pequeño acueducto en el Barranco de las Tinajas. En el camino llama nuestra atención numerosos túneles dedicados al control y limpieza de la acequia. Antes, atravesamos un quejigal que filtra los rayos de sol dotándolo de una mágica luminosidad.

Tras tomar un refrigerio, en el que circulan algunos roscos fritos sobrantes de estas pascuas (por cierto, buenísimos), regresamos siguiendo nuestros pasos hasta tomar una senda que asciende hasta la vereda alta también llamada "Acequia del tercio".

La recorremos con el Albaicín y el Sacromonte al frente, estampa que parece haberse detenido en el tiempo.



Nos esmeramos por hacer fotos que al final no consiguen retener todo el encanto de la panorámica real; nuestro amigo Juan busca sonrisas con su palo de selfie.


Antes de llegar a la Silla del Moro, nos asomamos a un mirador lleno de recuerdos. Y desde allí  retornamos a Granada, esta vez bajando por el Barrio del Barranco del Abogado que data de la época nazarí, una de las barriadas con más historia de la capital y quizá, también la más desconocida.

Por sus calles pasaron personajes tan ilustres como el Rey Boabdil, quien en 1492 salió de la Torre de los Siete Suelos hacia su exilio alpujarreño, utilizando este barrio, llamado por aquel entonces Rabad al Nayd.

Su curioso nombre actual tiene, según los archivos históricos recuperados por la Asociación de Vecinos del lugar, dos vertientes. Una es que recibió el apelativo porque fue el sitio donde asesinaron a un letrado de la Chancillería, el abogado veinticuatro. La otra leyenda cuenta que tal denominación se debe a que estos terrenos fueron recibidos por un abogado, en 1623, como pago de sus honorarios en un pleito ruinoso que finalmente ganó.


Sus impresionantes vistas, que ofrecen una auténtica panorámica de la ciudad, las chumberas, las cuevas y las paredes blancas de las casas convierten este laberíntico barrio de cuestas y flores, tan antiguo como el Albaicín en uno de los más bellos de Granada. Nos detenemos en la gruta de la Virgen de Lourdes, vecina del barrio desde 1900 fecha en la que se construyo la capilla.

Una vecina del barrio, con su niño en jarras nos cuenta, con cariño y devoción, muchas historias.