viernes, 29 de noviembre de 2013

Cantando en la Ermita del Almecí

Con el grupo de senderismo Buenos Aires trazamos una linea de unos dieciséis kilómetros entre el Sacromonte y el pueblo de Dudar aldea musulmana que se denominó Villa Mena del Rió Aguas Blancas. El nombre actual es más corto y bonito.
 

Desde Plaza Nueva subimos al Camino del Sacromonte, que nos conducirá entre pitas, cuevas y chumberas al antiguo Camino de Beas. Nos adentraremos en Valparaiso para caminar junto al Darro. Ha caído una pelona que dibuja cristales de frío en multitud de lienzos naturales.  Primero andamos sobre un tapiz de hojas junto a una acequia adornada con cola de rata. Luego el paisaje se abre, con la Sierra Nevada al fondo, caminando hacia el Este entre olivos.

Llegamos a Jesús del Valle donde hacemos una foto de grupo, un homenaje a. este antiguo cortijo de los Jesuitas que está gravemente herido de abandonos a pesar de su declaración como Bien de Interés Cultural.. Su arquitectura responde a la propia de las grandes explotaciones agropecuarias de los Jesuitas en Andalucía, según el modelo de factoría agrícola.

Desde aquí subimos hasta los Arquillos, un antiguo acueducto que conducía el agua del río Aguas Blancas a la vertiente del Genil en un intento de aliviar la fiebre del oro granadina. Nos encontramos en un cruce de caminos.Tomaremos el carril central.

Al pasar una curva en ascenso, tomamos una pista a nuestra izquierda. Después de pasar varias barranqueras, llegamos a un cortijo con más de cien años, el Cortijo de Belén (1982). Toda esta zona está poblada por numerosas encinas y almeces, algunos enormes. Nos detenemos junto a una encina que ha debido ver salir el sol innumerables veces. Sus bellotas son dulces.

Seguimos nuestro camino hasta la Ermita del Almecí. Cada año, el día de Todos los Santos,  se celebra la Romería del Santo Almecí también conocida como el Santo Belloto; participan los vecinos de Dúdar y de otros pueblos colindantes como Quéntar, Cenes de la Vega, Pinos Genil o Beas de Granada. En dicha romería no pueden faltar las castañas asadas. Nosotros castañas veremos pocas; pero si nos podremos hartar de bellotas, coger tomillo y romero o unas aceitunas para apañar.

A pesar de los kilómetros recorridos nos queda fuerza para entonar unos villancicos frente a la Ermita. ¡Mucha marcha tienen estos senderistas!

Proseguimos hasta desembocar por otra cancela en el carril de Dudar, tomándolo a nuestra izquierda  para iniciar el camino de bajada hacia este pueblo. Pasaremos junto a uno de los restos más espectaculares que quedan en pie del famoso Canal de los Franceses. La bajada hasta el pueblo tiene tramos bastante pendientes pero por una pista con buen firme.

Y la receta nos la vuelve a dar Regina: pollo al coñac.

Es muy sencillo. Troceamos el pollo, lo salpimentamos y lo dejamos reposar. En una sartén con aceite de oliva caliente echamos los dientes sin pelar de una cabeza de ajos. Le damos unas vueltas y los separamos. En este aceite reogamos el pollo. Cuando está dorado le añadimos los ajos y los mareamos un poco. Y finalmente el ingrediente secreto: un buen vaso de coñac y la misma medida de agua. Se tapa, se deja que de unos chups, chups y listo. 



No hay comentarios: